18.7.09

Mi nuevo barrio...

... en el que trabajo. Una niña, buena estudiante, se le hincha la tripa, la tiene llena de gusanos, se la trata y se cura. Al poco cae mala y va al hospital, el día antes del alta empieza a vomitar sangre y muere. Con 8 años. Injusto, triste, inmoral. En su casa no hay luz, el casero no quiere. A oscuras, no pueden estudiar. Sin ventilador tienen el cuerpo lleno de ronchas. El padre vende plastiquitos en la estación, a 5 y 10 taka. En pleno siglo XXI.

2 comentarios:

mOnsOOn dijo...

Carolo, leerte me hace pensar que pese a que todo el día gruño de la explotación infantil, las deficiencias sanitarias en el campo, las enfermedades infecciosas entre la gente campesina, el maltrato infantil y de género... nunca he puesto nada al respecto en el blog.

Me animaré a ser transparente contándole a la gente cómo se vive acá.

ka dijo...

Pues claro ninha que salga del armario (internetico) la denunciante social q llevas dentro... besos