18.7.09

Los días secos.

Este concepto, "dry day", no se aplica a la falta de lluvias que amenaza con la ruina de muchos agricultores al Norte de Delhi, el granero de India. Hay días festivos, electorales etc. en que los bares y licorerías no pueden abrir. El concepto se amplía a "dry states", estados secos donde está prohibido vender alcohol siempre. Esta droga dura es un gran problema porque muchos padres de familia se gastan el sueldo y dejan a la familia sin comida. Gujarat es uno de los estados más ricos de India, gobernado por los extremistas religiosos hindúes y es un estado seco. La prohibición del alcohol fomenta un lucrativo negocio de destilerías clandestinas incontrolables. En una de ellas se ha vendido "country liquor" con alcohol metílico y ya van por 136 personas fallecidas. Los garitos ilegales siguen abriendo y los clientes acudiendo. En el barrio de Kalighat, una botella de menos de medio litro cuesta 40 taka y un albañil cobra 120 taka al día.

Un empresario hostelero promueve que se den licencias para bares de alcoholes destilados (cerve y vino) más baratas. desde el gobierno le responden que la mafia del "excise" no lo permitiría. Son funcionarios públicos que se pasan por los bares a pedir una "haftan" o mordida o si no les chapan el garito con cualquier excusa.

2 comentarios:

yraya dijo...

Un claro ejemplo de que las prohibiciones no sirven para nada.

mOnsOOn dijo...

Acá Carolín me da vergüenza ajena cuando veo decenas de guiris que vienen a ponerse de marihuana, ayawasca y otras hierbas alucinójenas. También "consumen" algo de prostitución, y aunque todo sea prohibido, está al alcance de todos.

Sin embargo, el alcohol is free, está en todas partes, y azota todo el país el descontrol de los hombres cuando toman trago. Las agresiones son por doquier.

Qué vaina las putas prohibiciones a ciertos vicios y a otros no, ¿verdad?