23.2.09

tamarindadas

Paul-ji es un poco Pepe Gotera. Este son las vainas de tamarindo, peladas, que su mujer
le ha dicho que ponga a secar...
Y este es el chorizo, ¡ que sólo le ha quitado una ! Yo estaba haciéndome la paella, pero se tarda mucho porque tienes el documental en casa y estos bichos dan mucho juego y no te cunde desgranando el garrafó...
Este es el invento, una pesa de gimnasio, que ha puesto para que no le levanten la vaina...
Yo estaba escuchando la tele en mi radio (sí tengo tv-1 y tv-2, dos frecuencias), porque por la mañana no se oye la onda corta (pa pillar la bibisí) y en fm está todo en bengalí. En esta tv in the radio se pilla el audio de los culebrones, y hoy me ha hecho gracia que cuando me he comido la paella (exótica con leidifinguers y tó) y he apagado la radio, el mismo culebrón se seguía escuchando en la tele de la vecina... Y estaba pensando que las mejores no son ni las brazucas (a novela) ni las venezolanas (la culebra), sino claramente les sobrepasa en emoción, intensidad y pasión aquellas canciones de cincuenta y pico minutos que se marcaba Oum Kalthoum en Egipto, con la orquesta de El Cairo desarrollando tramas y subtramas. Aquí hay qawwalis tan intensos, aunque no los pinchan en la radio, pero les falta chicha...

No hay comentarios: