10.2.09

Mera nam


¡Kai! ¡ Kai!
Así me llama Dodo, el nieto de Palji, como pidiendo socorro del martirio al que le someten a diario, cada vez que toca comer.
"Kai Uncle" le corrige su abuela
Pero tía, como le corriges si tú me llamas Kargosh Bhai. Hermano conejo en hindi,sí ya sé que no sabes hindi y que a lo tonto me estás enseñando bengalí. Ya va tocando sacarte del armario un día.
Las niñas del hostel me llaman indistintamente uncle, auntie, Caroleen uncle, Caroleen auntie. Las masis Caroleen bhai.
El tipo de la maquinaria me llama Míster Carlos.
El hada madre me llama pholer poka, gusanito de la fruta.
Y había una chica con unas manos bonitas, pero desde que oí que me llama sahib me parece fea y bizca. (Sahib no es más que una palabra de respeto para guiri, pero suena a colonia total).
Estichin, que conmigo no sabe a qué carta quedarse, a veces me llama bhai, a veces beta, a veces dost, larka... Hermano, hijo, amigo, muchacho... A veces housewife. Yo la llamo Rastrapati, presidenta, porque tiene la agenda muy apretada. (Y tanto, en ella apunta lo que le deben sus clientes agarrados y dice que suma 80.000 taka, creo que le gusta tirar por lo alto).
Los niños de niu laichi me llaman de todo Carol, Colour, Calors, Alex, Mondarmooni...
Pero la palma se la lleva un chico del pueblo, Sidharta. Ha estudiado hostelería y hablamos de gastronomía en una competición de pluma que siempre gana él. Me llama Orlando, ¿cómo habrá llegado a esa conclusión?

No hay comentarios: