17.2.09

¡ Ea ea ea !

Estichin se cabrea. Se casaba Yodov, el conductor, y me dice que me acompaña y me jura que a las 9 nos volvemos (para llegar antes de que Paul-ji eche la chapa). Total que a las 9 empantanados en un atasco le digo que tiro para una estación de tren que acababa de ver y ella que se va de boda... Guay, pero encima que me engañas no te cabrees, hermosa. Ya veremos si le durao es flor de un día. Así que me tocó caminar 20 minutos entre las vías, que son los baños de los chabolos y cenar en la estación, unos chiles rebozados bien ricos, y de postre un té para rebajar picores. En los andenes de la estación hay unos puestecillos de rebusca donde consigo berenjenas a 8 céntimos, y tomates a 16, el kilo. y la calabaza cortada en gajos unipersonales a 1 taka, todo un lujo de ahorro para una familia monoparental como la mía.

No hay comentarios: