14.8.17

¿Volverá Nepal a conseguir un millón de turistas?


"69 turistas españoles bloqueados por las lluvias en Nepal" dicen las noticias.

En realidad son miles de turistas bloqueados, algunos de ellos han sido rescatados a lomos de elefante en Suraha.

Un incomodo. Una pequeña aventura adicional a su viaje. Afortunadamente.

Pero fuera de los parques turísticos ya van más de 100 muertos y desaparecidos. 200.000 personas sin casa. Millones perdidos en bienes, terrenos fértiles y cosechas.

Y esto pasa todos los años. Y los gobernantes se chuleaban que habían gastado millones en sistemas de aviso previo. Pero nada más. Ninguna mejora en la seguridad, apuntalando ríos, muros de contención, presas ¿qué sé yo? para eso están los asesores que cobran una pasta.

Otros años las muertes se han contado por miles pero no habían afectado a parques turísticos y por eso no aparecían en la prensa occidental. Los avisos por SMS han salvado cientos de vidas, la verdad.

Las inclemencias imprevisibles de los fenómenos atmosféricos, dicen los responsables. ¿Imprevisibles? Desde hace milenios, esto está pasando cada vez que llega el monzón.

El ministro echa la culpa a India. ¿Cómo no?
Que no han abierto una presa (lo cual supondría la inundación de una gran zona del norte de Bihar (India) y muertes seguras al otro lado de la frontera).
Y que han construido una autopista paralela a la frontera, elevando el terreno y haciendo barrera para que queden las aguas del lado nepalí.

Expertos dicen que el cambio climático (Nepal está encerrado entre China e India 2 de los países más contaminadores y recalentadores de la atmósfera) y la deforestación favorecen el fenómeno de gota fría y la falta de sujeción del terreno. Resulta que la zona está llena de canteras ilegales de piedra, guijarros y arena para la construcción. Los mismos partidos que en Kathmandú hablan de medidas preventivas y reparación a las víctimas, están cobrando mordidas en la zona para hacer la vista gorda sobre este lucrativo negocio que funciona sin pedir los permisos correspondientes.

Desde el lado indio otro tanto, se informa de graves inundaciones en Bihar (10 muertes), Tripura, Bengala Occidental y Assam (99 muertes). L@s afectad@s superan los dos millones.

Periodistas y escritores denuncian el último movimiento del gobierno. Han prohibido la ayuda individual o de ong's. Todo debe pasar por el gobierno centralista, denuncian. Y yo añado, centralista es lo de menos en este caso, la experiencia nos dice que parta o gran parte de la ayuda puede quedar en manos de funcionarios de todo rango. El ministro de interior, Sharma, ha dicho: "Si alguien quiere aportar dinero que lo ingrese en la cuenta "Prime Minister Disaster Relief Fund"" ¿Cómo puede tener tanta cara?¿Cómo puede prohibir que la gente se ayude entre sí? Su deber sería aportar medios y personal, canalizar y coordinar, no controlar y prohibir (y posiblemente, presuntamente, robar).

Desde Educa Nepal comunican que sus proyectos no han recibido grandes daños, dicen: "Nuestro personal local ya está coordinándose con oficinas gubernamentales y otras ONG y agentes sociales para ofrecer ayuda allá donde más se necesita". Evidentemente el gobierno dice una cosa en Kathmandú, pero la vida continúa sin ellos.

Desde Camina Nepal nos cuentan que se les ha roto el pozo de agua potable ¡Qué ironía!

Al final siempre pagan l@s mism@s. Los políticos se conforman con que suba la bolsa, sus comisiones, mordidas y puertas giratorias.

El terremoto ya echó mucha gente patrás, pero se estaba revirtiendo la tendencia. Estas inundaciones que transmiten los medios de repente, ¿tendrán el mismo efecto?
(fotos 2 y 4 de myrepublica.com 1y 3 WR Lama)

¿Volverá Nepal a conseguir un millón de turistas?

Antes de la guerra civil (1996-2006) Nepal llegó a recibir 1,2 millones de turis en un año. El año 2011 se publicitó como año del turismo en Nepal y aunque se gastó mucha pasta en una campaña para intentar hacer de nuevo Nepal atractivo para turistas y tour-operadores internacionales, la campaña no consiguió apenas crecimiento en las cifras (creo recordar que ni siquiera llegaron a 900 mil). La temporada 2015-16 tras el terremoto también vio bajar el número de turistas.
Pero parece que este 2017 la cosa se está animando según cuentan, optimistas, el gobierno desde su ministerio de turismo, asociaciones de hoteleros (en la que están los de gama alta) y agencias de viajes de esas que cobran decenas de miles de euros por subirte al Everest. En los medios no salen los camareros, cocineros o camareras de pisos que siguen cobrando lo mismo que el año pasado a pesar del 10% de inflación teórica y la real que está poniendo Kathmandú por las nubes para la gente que cobra 60-80 euros por jornadas semanales de 63 horas o más. Los camareros de mi hotel tienen alquilada, entre 5, una habitación con 2 camas, no les da para más -al menos no duermen en garajes ni furgonetas como en Ibiza.

Los datos son que el turismo ha crecido en los primeros 6 meses de 2017, un 41,5% sobre 2017. A 30 de junio habían entrado 460.237 turis. La mayoría con pasaporte indio que suelen hacer "turismo religioso".
India 89.186
China 52.084
EEUU 40.161
RU 26.395
Sri Lanka 19.607
Otros estados: 223.000

Deepak Raj Joshi, presidente de la Nepal Tourism Board, se tira flores, pero la administración ha hecho poco por este aumento coyuntural de turistas. Nepal sigue teniendo sólo un aeropuerto internacional chiquito, las carreteras siguen estando calamitosas, las montañas se siguen cayendo por las lluvias, los llanos donde se encuentran los parques naturales más visitados, se siguen inundando como todos los años, anegando pueblos enteros. Esta semana llevamos 30 muertes (seguro que faltan muchas por registrar), las imágenes de familias resistiendo en el techo de su casa o encaramados a postes de la luz, rodeadas de agua, se repiten como todos los años. Pero no pasa nada, en Kathmandú llueve pero estamos agustito y podemos elegir restaurante italiano, japonés o whisky de importación. Así nos va.

El turismo se vende como la gran solución. dejó unos 60.000 millones de rupias en un año, unos 500 millones de euros. Cifra insignificante si comparamos con la de los grandes receptores de turismo mundial Francia, España, China, EEUU ¿Pero a nivel nepalí? El turismo suele representar el 7-10% del PIB nepalí según qué fuente (el 10% debió ser en los años buenos). Por ejemplo el dinero que se gastan en Nepal en importar comida es cuatro veces mayor que el que reciben por el turismo. Las importaciones totales suponen 19 veces el dinero que da el turismo. Da la impresión que la importancia del turismo en la economía está un poco exagerada. El mayor ingreso del PIB nepalí viene de las remesas que mandan las personas migradas fuera del estado. El segundo, la ayuda internacional contribuyendo desde 1951 con la mentalidad pesebrista dominante. Quiero decir que cuando vives aquí ves que la actitud ante un problema no es "a ver cómo lo resuelvo" si no "a ver si consigo a alguien que me lo resuelva".

Y ya que estamos con importaciones, un 20% de la comida son cereales (arroz casi todo). ¿Es que no hay arroz suficiente en Nepal? Hay de sobra pero es más fácil traerlo desde India en un contenedor lleno de saquitos de plástico, que traerlo de los pueblos del este o del oeste por tortuosas carreteras que las lluvias destrozan cada año por su pésima calidad (las empresas contratistas no tienen que dar cuentas de los materiales empleados, además aquí se piensa que es normal, no saben que hay carreteras que pueden durar 20 años). La pobreza del país está íntimamente ligada al estado centralista.

La sensación desde Kathmandú.

Todo el turismo pasa por Kathmandú, aunque sea un día y algo deja. Ayer se inundaron varios barrios de Patán, la antigua ciudad que ya forma parte de la conurbación de Kathmandú, donde viven much@s expatriad@s y la han convertido en una zona de alto standing (cara y pija para vivir pero disfrutable para el turisteo diario). En el resto de KTM llueve hace 10 días pero la vida sigue, vamos todas con los pies llenos de barro y resbalando.
(Lo de pija lo digo por que hay (poca) gente en Patán que habitualmente se mueve en helicóptero).

Se ofrecen 200.000 rupias a las familias de los difuntos (1,650 €) como gran solución cuando es un parche. Nadie asume responsabilidades mientras se gastan miles de millones en viajes de altos funcionarios al extranjero. Kathmandú es un nido de gorrones. Todos los días se invierte tiempo y dinero en procesiones religiosas (el festival de la vaca, el de la serpiente, este mes) y que sea lo que dios quiera. Y qué pena. Pero no se ponen medios, total esa gente siempre ha sido pobre, siempre ha sufrido calamidades, están acostumbradas. Es normal. Yo sigo a lo mío. Con mi bandera y mi himno. Viva Nepala, aunque muera su gente. A ver si llegan ayudas de fuera y nos las repartimos.

Las carreteras que se subcontratan desde Kathmandú se acaban construyendo de mala calidad. Duran 9 meses. Se socaba la montaña facilitando desplazamientos de tierras que entierran pueblos enteros.

Mientras la gente del sur intenta montar presas improvisadas en los ríos para que el agua no llegue a sus casas. A algunas se las lleva la corriente. Una mujer ha aguantado con su bebé toda la noche agarrada a la rama de un árbol.

Se necesitan para la emergencia, plástico fuerte, tiendas de campaña, esterillas, linternas, mosquiteras, ropa (usable), capas de lluvia, compresas, dentífrico, cepillos de dientes, jabón, comida (en paquetes de kilo), pastillas purificadoras de agua. Se están recogiendo en
Ventures Cafe, Baluwatar (Opposite of No. 3 Gate of the Prime Minister’s residence)
Core Studio, Inside International Club, Sanepa.
Shilpi Theatre, Battisputali Roady
Fantastic Nepal, Kupondole Tel

A pesar del aumento de turistas este mes es temporada baja, Kathmandú está vacío. En el hotel estoy casi sólo. Gente de paso, de una noche, dos a lo sumo. De los clásicos residentes está el alemán que vino en bus en el '77 y un belga. El griego sesentero murió hace 2 años. Además la competencia crece. En Kushibu, un barrio tranquilo alternativo al gentrificado Thamel han crecido el hostel Wonderthirst, el Bravo, el Shantipur... El Zostel y el Firefly compiten a ver cual es más enrollado con la música a tope. Las niñas del colegio que hay en medio se están haciendo un máster en Bob Marley aunque no puedan oír a sus profesoras.
foto reportaje inundaciones

No hay comentarios: