6.6.13

Deporte y discapacidad en la India rural.

(Kalpana "suspendida" delante de Enric)
Esta semana Enric Romaguera, un voluntario de la Fundación Vicente Ferrer, nos ha contado su experiencia en Anantapur.  Ha estado 3 veces, estancias de 6 meses, 2 meses y 2 meses para poner en marcha un proyecto de rehabilitación de discapacitados físicos a través del deporte y el ejercicio. Una asociación valenciana sin ánimo de lucro, Tetrasports, ha facilitado la tecnología. La asociación nace para dar continuidad al estudio que realizó el Dr. Gabriel Brizuela sobre los beneficios del ejercicio físico habitual en personas con gran discapacidad. El estudio reveló los grandes beneficios que el ejercicio físico obraba en las personas con tetraplejia. Todos los participantes mejoraron físicamente y, aunque no estaba entre los objetivos, se observó además una importante mejora a nivel psicológico y social de los participantes (integración, mayor aceptación por la sociedad).

Muchas veces el problema es que una vez establecido un proyecto, cuando los técnicos se van del terreno, los trabajadores locales no usan correctamente el recurso e incluso dejan de utilizarlo. Te puedes encontrar una habitación que pone Hidroterapia y que está llena de polvo porque ya nadie usa. Muchos indios son muy arreus (término valenciano que podíamos traducir por flojos). Así que hay que motivarles para que sigan usando la tecnología que se ha instalado con esfuerzo y se ha comprobado que funciona. Para eso se han instalado carteles para explicar fácilmente con dibujos como funcionan los aparatos de rehabilitación en el gimnasio. Y también se forma a las familias para que trabaje con sus hijos discapacitados y que no haya que depender de un terapeuta.

Los discapacitados tienen una pequeña paga del gobierno indio, cuando van a cobrar a la cabeza de comarca, se aprovecha para que se queden una semana con su madre en el gimnasio, haciendo un intensivo de rehabilitación. Disfrutan un montón, como podéis ver en los vídeos.

En India se ven pocas personas con síndrome de Down, pero en cambio la parálisis cerebral se da con mayor frecuencia. Es causada por falta de oxígeno en el momento del parto, y es que las mujeres indias no saben parir, dan a luz muy jóvenes y nadie las prepara. Y por supuesto en el mundo rural el parto se hace en casa, normalmente acompañada de una partera que cobra o de alguna mujer del barrio, o de la familia con experiencia.

La Fundación ayuda a 1400 niños en la zona. Sus familias se agrupan en shangams,  asociaciones de personas con la misma problemática, para ayudarse entre ellas, apoyarse. Se trabaja en cuatro aspectos:

1. Se ha montado un equipo de balonmano de chicas, de hasta 16 años, con discapacidad intelectual. En India nadie juega al balonmano así que algunas de ellas fueron elegidas para representar al país en los últimos Special Games (unas paraolimpiadas para discapacitados psíquicos) en las que consiguieron varias medallas. El deporte mejora su forma física, pero pertenecer al equipo ha aumentado espectacularmente su autoestima y la percepción que en su comunidad se tiene de ellas (rechazo máximo por ser mujeres y discapacitadas).

2.La escuela para niños con Parálisis Cerebral de Kuderu (ver vídeo) en la India ha sido la primera en recibir esta nueva manera de disfrutar de la actividad física, pero no la última. Continúan trabajando para montar próximos gimnasios Tetrasport en Kanekal y Bathalapalli.

3. Se ha establecido un programa de rehabilitación en casa de los propios discapacitados llamado Supporting Living Program. Muchos de ellos están escondidos u abandonados en sus propias casas. Nos contaba el caso de una niña llamada Kalpana (podéis verla en la foto de arriba y en el vídeo de aquí abajo) con diferente intelecto que un día se cayó y perdió la movilidad de las piernas y nunca más había vuelto a salir de esa habitación.

Las familias se avergüenzan y muchas están tan liadas ganándose el sustento que sólo pueden alimentarles y limpiarles por encima. Además la religión les hace creer que los discapacitados están poseídos por algún espíritu y que es culpa de alguien de la familia por sus malas acciones o de un mal de ojo. Para buscar discapacitados en este programa hay que hacerlo prácticamente casa por casa, en las aldeas charrando con la gente. Se aplica a los mayores de 16 años, los menores están en el programa anterior. Se puede instalar algún aparato en casa (pueden ser un par de gomas que son cámaras de bicicleta enganchadas al techo) y se suele cobrar algo simbólico porque así lo valoran más que si es un regalo.

4. Se ha formado a 6 profesores de educación física para adaptar sus clases a las distintas discapacidades de los chavales de 18 colegios. Su grado de implicación se demuestra porque ninguno ha abandonado el puesto de trabajo en 3 años, mientras en otras áreas los profesores se cambian antes a la pública.

Si alguien se anima, están dispuestos a programar voluntariados de 3 meses en India.