27.7.10

Bhután.



Se acerca la llegada a Nepal y consulto la prensa, hace bueno en Kathamandú 29º-21º y llueve poco, 31 ml, para ser época de lluvias. Vuelvo a entrar en contacto con la realidad político social nepalí de la que os iré contando cosas para poner en contexto mis aventuras y desventuras.

Me llama la atención un tema que dejé sin investigar en anteriores visitas. El de los refugiados bhutaneses (que no butaneros). Bhután es un país muy pequeño, budista, monárquico y aislado en el himalaya, que presume de conservarse a salvo del progreso occidental (entran unos 7000 turistas al año pagando un caro visado por días, desde 1974), y de ser feliz (el gobierno publica anualmente el índice de felicidad de sus habitantes).

Pero en Nepal hay más 100.000 refugiados bhutaneses.
3190 de ellos se han puesto en huelga de hambre porque los encargados del campo se quedan con la comida que procede de ayuda humanitaria de la ONU. Estos se defienden diciendo que estos refugiados no están registrados.

Busco y enseguida veo que hay una página oficial de los refugiados buthaneses, veamos que cuentan.

Situado entre las superpotencias emergentes de India y China, el reino aislado budista de Bhután, aclamado por algunos como "el último Shangri-La ', ha generado uno de los mayores números de refugiados en el mundo en proporción a su población.

Desde 1991 más de la sexta parte de la gente de Bután ha buscado asilo en Nepal, la India y otros países alrededor del mundo.

La gran mayoría de los refugiados son lhotshampas, uno de los tres principales grupos étnicos de Bután, que se vieron obligados a abandonar Bhután a principios de 1990. Hay pruebas abundantes, como documentado por Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos, que la expulsión de un gran número de lhotshampas fue planeado y ejecutado con una atención meticulosa a los detalles.

Más de 105.000 butaneses han pasado más de 15 años que viven en los campamentos de refugiados establecidos en Nepal por las Naciones Unidas del Alto Comisionado para los Refugiados.

Miles de personas más que viven fuera de los campamentos en Nepal y la India, y algunos en América del Norte, Europa y Australia.

Desde el año 2008 un proceso de reasentamiento ha sido testigo de muchos miles de refugiados de Bhután de los campamentos en Nepal de ser vuelto a asentarse principalmente en los EE.UU. sino también en Canadá, Australia, Dinamarca, Nueva Zelanda, Países Bajos y Noruega.



Os dejo un link de una agencia de viajes en la que por supuesto no comenta nada de los problemas político humanitarios por si queréis comparar con la versión turis del país.

4 comentarios:

india dijo...

Es cierto,Ka...no es algo de lo que suele hablar nadie,supongo que pasa como en todos sitios,se mitifican cosas para atraer al turismo y se tapa todo aquello que pensamos o creemos un problema,..se tapa,no se hace por solucionar...
Leí un reportaje sobre los refugiados bhutaneses,lo que nos cuentas...y es verdad,que no sabía ni imaginaba lo que podían estar pasando...
Achuchones a millones,Ka...

Anónimo dijo...

Es un gusto tenerte de vuelta en el blog.
Gracias por estar ahí de nuevo!!

Neogeminis dijo...

Muchas garcías Ka por mostrarnos esta parte de la realidad que por supuesto no ocupa las páginas web de turismo ni las noticias de nuestros diarios y periódicos.
Un abrazo.

ka dijo...

es un gusto sabiendo que hau gente que acompanha