17.9.09

Mi top tuenti nepalí

Intentar ordeñar una búfala y no sacar nada.
Encontrarse una grass-snake y ver como huía la muy cobarde (menos mal).
Jugar a las canicas, con el índice (a la nepalí), corazón (india) y pulgar (ibérica).
Jugar a pídola en el camino inclinado (el juego nacional, un palito en el suelo y con un bastón ponerle a dar vueltas en el aire y antes que caiga batearlo lo más lejos posible).
Conseguir poner a bailar a los profes en clase de inglés.
Estar 3 días sin electricidad, funcionando sin problemas.
Ir a hacer la mochila y encontrarse con el monedero (haberse olvidado del dinero por unas semanas).
Que 3 veinteañeras cogiesen la confianza suficiente para preguntarme cosas (sepsis) que no se atreven a preguntar a nadie (o que nadie les explica).
Andar perdido por la montaña y encontrarse con la cocinera del colegio "I think this is not the way, sir".
Contemplar el verde eléctrico de los arrozales desde dentro.
Cruzar el río Sindure a pie en época de lluvias.
Presentarse sin avisar en una casa y compartir comida con un anciano matrimonio visnuíta(arroz, lentejas, curry de verduras, yogur, plátanos baby, mantequilla clarificada y donuts de arroz).
El saber que tras esas nubes estaba el Annapurna (si vuelvo lo pillo seguro).
Compartir casa con una chica newarí.
Recibir clases de como lavar ropa en la fuente de un niño de 4 años.
Tomar un batido de suero fermentado de mantequilla con tropezones.
Los cánticos con palmas al atardecer del vecino de 93 años (suenan a primitivos blues o cantos de trabajo).
Contemplar un valle invadido por millones de libélulas.
El conseguir sacar a tiempo los 160 chapatis (pan de sartén) para los niños.
La tabla de quesos de la Guest House de Kathmandú "Yellow House".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenísimo! Gracias por compartirlo!

Carola dijo...

Envidia sanaaaaaa !!!!

alboroto dijo...

eres grande!!!