1.5.15

Nepal, los helicópteros sobrepasan pueblos arrasados para salvar ricos montañeros

Llueve sobre Nepal, no suele hacerlo en estas fechas previas al monzón. Y no ayuda. No es bueno para la agricultura, ni para la gente que duerme en los parques. Faltan tiendas de campaña y plásticos. En algunos barrios se han repartido unas pocas y la gente ha tenido que pelear por ellas. Y cagarse en el gobierno, que no parece haber reaccionado, se ha limitado a pedir ayuda a los guiris, que se le da muy bien. Y ha asegurado que hay madera suficiente para las cremaciones.

El ejército y la policía trabajan sin descanso buscando los últimos supervivientes entre las ruinas, y protegiendo a l@s políticos de la población que, indignada, apedrea sus cochazos 4x4 cuando aparecen para intentar hacerse una foto. Kathmandú se ha convertido en una escombrera hasta donde el agua escasea, la gente ya no tiene trabajo y se vuelve a su pueblo, donde la familia está muerta de miedo. Los buses van abarrotados las carreteras saturadas.
The Exit Plan
 Habían prometido 500 autobuses para que la gente fuera a sus pueblos a conocer la situación de primera mano. Sólo aparecieron 20. Se sabía que el gran terremoto llegaría antes o después, pero no hay especialistas en recate en Nepal. La ayuda no estaba bien enfocada.


Y siguen las réplicas. Mínimas, insignificantes ya no afectan a las infraestructuras, pero sí a la cabeza, imposible dejar atrás el miedo. Hay que trabajar y tirar palante que por algo no tenemos ojos en la espalda.

Acaban de rescatar una chica que llevaba 128 horas enterrada. Y a un chaval que ha sobrevivido comiendo mantequilla. Y un bebé. Se acaban las posibilidades de encontrar gente con vida. Algunos equipos de socorro se pelean por atribuirse rescates (p.e. franceses vs. turcos). Las grandes ong's están llegando con su material de socorro en emergencias. El aeropuerto está saturado, pero se quejan de las demoras en aduanas ¿prepotencia occidental o corrupción rampante? No hay nada organizado el Estado casi no existe.

Much@s montañer@s siguen desaparecidos, en Langtang hubo una avalancha que arrasó con el pueblo donde acababa la tortuosa carretera y empezaba el 3er trekking más popular de Nepal, a través de un parque natural.  Lista actualizada de personadas desaparecidas y/o encontradas: langtang missing people. Un grupo de facebook para avisos y emergencias de gente desaparecida: Missing people in earthquake Nepal. Hay unos mil europe@s que no dan señales de vida (nepalís no se sabe) la mayoría estarán bien pero incomunicad@s y volviendo a pie.

Helicópteros van camino al Everest donde rescatan montañer@s atrapados que pagan mejor que la abandonada población local. En su camino sobrevuelan e ignoran Sindhulpalchok el distrito más castigado por el temblor, con casi 2000 muertos censados hasta la fecha. Un amigo de allí nos cuenta que no han recibido ninguna ayuda, las casas se han caído y la gente está desesperada. Los ritmos en Nepal son lentos, se acaba de formar en esta zona "un comité de coordinación" entre partidos, según Uttam Khanal Jefe del Departamento Nacional de Investigación en el distrito.

(una aldea de Sindulpalchok antes y después del temblor)
En Kathmandú Maiti Nepal ha sufrido daños en sus instalaciones, están repartiendo comida, tiendas, medicinas y agua, han acogido a 200 nuevas mujeres y niñ@s que se han quedado sin nada tras el temblor:

Y en The direct help foundation han vuelto a su edificio, Kumary House, donde parece que no ha habido daños ni robos, nos cuentan:

Kumari House aguanta, aunque con placas solares y cristales rotos. Se prevén más réplicas fuertes durante bastante tiempo. Parece que los problemas no han hecho más que empezar.
La mayoría de familias de origen indio intenta regresar a su país y hay colas interminables en el aeropuerto para conseguir subir a alguno de los aviones del gobierno indio que lleva material humanitario a Katmandú y regresa con sus ciudadanos. Numerosos autobuses salen hacia los pueblos y aldeas rurales y de montaña, llenos a rebosar de personas que habían emigrado a la capital y que huyen ante el temor de nuevos terremotos y de epidemias, debido a la cantidad de muertos que yacen sepultados bajo los escombros de los edificios hundidos. Ya escasean autobuses y taxis en la capital.
Bhim Lama, conocido por muchos de nosotros en Kumari House y el taller de inciensos, y que regresó a su pueblo hace tiempo, ha escrito: está bien, aunque su familia ha sufrido con el terremoto.
Maya y Toni Aguilar (para los recien llegados a TDHF os informamos que Toni es el fundador, Maya su esposa nepalí, y ambos los máximos responsables en Nepal) llegaron a Barcelona justo dos días antes del terremoto tras muchos años sin poder venir a España, tal como explica Soledad Román en su artículo. Mañana (por hoy, 1 de Mayo) regresan a Nepal. Esperan poder aterrizar en Katmandú, donde el aeropuerto funciona de forma intermitente. Han cancelado todas las actividades que tenían previstas para el próximo mes.
En cuanto lleguen a Katmandú deberán evaluar todos los daños y las necesidades, visitando a las familias del barrio con niños apadrinados, y empezar a organizarse por orden de prioridades:
- Daños materiales en Kumari House (lo que más preocupa es la estructura del edificio).
- Familias del barrio 18 que hayan perdido su hogar o que no puedan regresar a él por riesgo de derrumbe (procurarán instalar colchones en Kumari House para alojar temporalmente a quienes estén en situación más crítica).
- Comedor popular gratuito en el patio de Kumari House para todos los necesitados de la zona.
- Una vez establecidas y atendidas las necesidades más urgentes del barrio 18, se intentará ampliar la ayuda al vecino barrio 17 o incluso más allá. Muchas pequeñas organizaciones como TDHF no han tenido tanta suerte y tienen a sus niños durmiendo a la intemperie desde el sábado (como las fotos que adjuntamos de Ghar sita mutu y Maiti Nepal). Tal vez se pueda ayudar a alguna.
(Kumari House cerca del río Bagmati antes de cruzar el puente a
Al sur de Kathmandú, en Hetauda, trabaja Educanepal, desde allí nos cuentan:

...planificar la ayuda de emergencia que podamos llevar a cabo con nuestros recursos, iremos a una de la zonas más afectada en este distrito para repartir cubiertas de plástico y comida entre la gente que se ha quedado sin casas, entre ellas 14 mujeres embarazadas o con recién nacidos que necesitan ropa urgentemente. Los plásticos duros son esenciales para habilitar carpas en las que poderse refugiar de la lluvia que ha hecho su aparición parar complicar más las cosas. Los alimentos también esenciales pues las existencias de la gente se han agotado y se necesitará ayuda durante al menos un mes calculamos...
...estuvimos en la zona de Palung distribuyendo ayuda de emergencia entre la gente más afectada por el terremoto. El gobierno ha centrado esfuerzos en Katmandú y muchas zonas de montaña aún no han recibido ningún tipo de ayuda. Nuestra colaboración ahora mismo es muy importante para que la gente pueda al menos refugiarse de la lluvia, no pasar frío y comer. En muchas zonas la gente estaba tan desesperada que tuvimos que pedir ayuda a la policía y a las fuerzas armadas para poder distribuir y evitar los altercados. Hacía un frío increíble, niebla, nos llovió durante dos horas, pero pudimos distribuir toda la ayuda que llevábamos antes de que se hiciera de noche... comienzan a escasear la comida y las cubiertas de plástico...


1 comentario:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Querida Ka, me alegra saber que sigues ahí, al pie del cañón bloguero, abriendo tu ventana para que quienes estamos tan lejos podamos comprender la realidad que castiga a tanta gente. Por lo que cuentas la ayuda y el rescate en Nepal está totalmente desorganizado y es ineficiente. Las prioridades no son, aparentemente, la de las masas sino la de los más acomodados, que pueden pagar el beneficio. Triste. Duele comprobar una vez más que gran parte de la humanidad no aprende a comportarse con generosidad ni en los momentos más trágicos, siempre especulando y sacando ventaja de lo que pueda. Aquí nos llegan noticias muy parciales sobre la tragedia, sobre todo detalles de algunos rescates "milagrosos" después de tantos días de horror. Al menos nos une la alegría por esos pocos afortunados.
Desde lejos, y sabiendo que es nada lo que uno puede aportar, hago llegar mi solidaridad para con toda esa gente tan desamparada. al menos, al difundirlo, quizás se tomen medidas para paliar algo el desastre.
un beso grande