6.10.14

La verdadera historia de Dusserha




Ahora la gente hindú está celebrando con montones de comida y ropa nueva este festival de varios nombres (ver entrada precedente del merengue), que dura varios días (unos 10). Levantan estatuas que se queman igual que las fallas o se tiran al río (como en Calcuta).

En Nepal, también. Desde allí Guffadi nos lo describe así en su artículo "El bien sobre el mal": la gente come, bebe (los hombres), juega a las cartas (los hombres), se columpia (l@s niñ@s) y se gasta los ahorros del año. Los precios se duplican o triplican,  los autobuses van llenos hasta arriba y como siempre no hay suficientes cabras en el país para sacrificar. Se importan de India y China. Sólo la National Food Corporation ha comprado 3.400 cabras, de las que la mitad irán a políticos y altos cargos de ministerios gratuitamente, los paga el pueblo nepalí. También se acaba el whisky importado (red label, black label) y hay que tirar del local (blue label).

Aunque nadie lo tenga en cuenta, el festival se basa en una "historia verdadera" de uno de los libros sagrados del hinduismo, el Ramayana, creo en la que el bien (encarnado en el dios Rama) vence al demonio (que vive en Ceilán) gracias a un mono (también divino). En el blog indiófobo de una profesora brasileña que vive hace una década en India, se interpreta de esta forma (que os traduzco del portu):


La verdadera historia de Dussehra
Érase una vez una tierra chovinista e incivilizada situada en el subcotinente asiático (sic) conocida como India.

El destino quiso que una jovencita se enamorara de dos hermanos. Su nombre era Shoorpanakha y como todas las chicas, todo lo que quería era tener un marido, casarse y ser feliz para siempre.

Lamentablemente esos dos hermanos eran malotes y tenían mal corazón. En particular el llamado Lakshamana, estaba muy rayado porque le ponía la esposa de su hermano, Sita.

Lakshamana recibió una propuesta de matrimonio de Shoorpanakha pero se negó ya que sólo podía pensar en Sita; así que Shoorpanakha le pidió a Rama, el otro hermano, que se casase con ella. Rama era feliz con su esposa Sita y también la rechazó.

En un ataque de nervios, típico de las mujeres con la regla, Shoorpanakha deseó poder matar a Sita. Cuando Lakshamana se enteró de esto perdió totalmente el control, mucho más que Shoorpanakha, y mostró su verdadera naturaleza cortándole la nariz y las orejas a Shoorpanakha.

Dado que la cirugía plástica aún no había sido descubierta, la pobre Shoorpanakha tuvo que vivir el resto de su vida pareciendo un monstruo sin orejas ni nariz. Todos sabemos que la apariencia es muy importante para las mujeres. Shoorpanakha podía ocultar la falta de orejas cubriéndolas con su pelo largo, pero ¿qué pasaba con la nariz? Imposible ¡jo! 

Debido a la crueldad de Lakshamana, la pobre chica nunca podría casarse, tenía un gran trauma psicológico ¡ ni siquiera los medicamentos antidepresivos más potentes y 10 años de terapia podrían ayudarla ! Lo mismo sucede todavía en la India hoy en día, pero el formato de la crueldad ha cambiado. Ahora los hombres indios prefieren arrojar ácido en la cara de la chica ¡¡¡ dejándola ciega y deformada de por vida !!! 

Afortunadamente, Shoorpanakha no estaba sola en este mundo. Tenía un hermano muy agradable llamado Ravana. 

Ravana nació con un defecto de nacimiento. Tenía diez cabezas para un solo cuerpo. En lugar de sentir empatía y compadecerse de Ravana, los dos hermanos Rama y Lakshamana, extremadamente crueles solían putearle día y noche, sin parar. 

Ravana pasaba toda su vida con personas que se reían de él. Sólo una persona que ha sufrido burlas continuas o que ha nacido con algún defecto físico será capaz de entender lo mal que se siente al ser acosado constantemente.

Con el fin de defenderse emocionalmente, Ravana tuvo que desarrollar una fuerte personalidad y por lo tanto tratar de superar su deformidad; este es un mecanismo de defensa común. 

Cuando vio a su hermana toda mutilada por el cruel Lakshamana, sabía exactamente cómo la gente la acosaría y lo horrible que se sentiría físicamente y emocionalmente. De ahí que deciden vengar a su hermana secuestrando a Sita, esposa de Rama, y llevándola a una isla llamada Sri Lanka, situada frente a la costa sur de la India en el sur de Asia en la latitud 7.5653 ° N y Longitud 80.4303 ° E. 

Después de sobornar a un mono para construir un improvisado puente para ir a rescatar a Sita. (Todo funciona de maravilla con sobornos aquí en la India). Rama se sintió traicionado al ver que Sita estaba feliz y disfrutando de Sri Lanka, ya que ellos tienen mucho más lluvias del monzón que en el norte de la India que es extremadamente caluroso durante el verano con temperaturas que alcanzan hasta 50 grados centígrados, Decepcionado, Rama hizo que Sita se prendiera fuego, (como los indios hacen en un ritual macabro llamado sati cuando el marido muere y la mujer es quemada viva junto con el cuerpo del marido-NDT: hacían-), para demostrar su inocencia. 

Las mujeres indias, además de ser asquerosamente peludas (sic), también son extremadamente sumisa, Sita hizo lo que su marido monstruoso, Rama, le pidió. Lo que nadie sabía era que además de ser un matón, Rama también era un sádico; así que le pidió a Sita que se metiera una segunda vez en el fuego, sólo para mostrarlo a la sociedad, como a los indios les encanta hacer. Pero esta vez fue demasiado para ella y ... (fin)

Lo crean o no, los hindúes celebran cada año todo este horror haciendo elaboradas esculturas gigantescas de Ravana y quemándolas, sólo porque trató de vengar los daños causados ​​a su hermana por los sádicos Rama y Lakshamana. Acusan a Ravana de ser un demonio sólo porque nació con un defecto congénito de tener 10 cabezas en un solo cuerpo.

¡ Dussehra promueve la violencia y no tolerar ni empatizar con el sufrimirnto ajeno !

Así termina esta iconoclasta versión que no hará felices a much@s indi@s.

3 comentarios:

Aakash dijo...

RAMAYANA es una de las grandes épicas del mundo. ¿Cómo puedes decir que la festival de Dusshera promueve la violencia en India? Es una parte importante de la literatura hindu. La violencia del mundo depende de muchas cosas. También CORRIDA DE TOROS crea violencia para matar los animales en una manera muy fuerte pero es una tradición y todo el mundo conoce a España por esto.

ka dijo...

Hola cielito, gracias por comentar.
Tengo que decirte que el artículo no es mío. Avisé que es de una persona que odia la India (indiófoba e iconoclasta). Me llamó la atención por lo bestia y por la distintas formas de interpretar un acto cultural que cada persona tiene según sus prejuicios.
Totalmente de acuerdo con lo de los toros, me avergüenzo de ser española por ello.
Un abrazo y felicidades por tu buen castellano.

Aakash dijo...

Hola, es que la primera vez he visto a alguien quien conecta la violencia con la épica India en su manera. Me parece muy raro. Bueno, acabo de aprender una nueva palabra "Indiófoba". Espero que pronto escucharemos las nuevas palabras como "Ebolafobo/a, Corridafobo/a" ... jeje...
Gracias por contestarme. Un besito,
Chao