12.7.13

Hoy me he preparado una comida bengalí.

 
Hace tiempo que no cuelgo recetas y es una pena porque la cultura gastronómica es muy rica allá donde vayas. El otro día me dio morriña y me preparé una comida bengalí. Casera como las que hacía Mina Masi cuando viví en la casa de las hadas. Dos platos muy sencillos, uno se come casi cada día (lentejas, en segundo plano) y el otro (patatas con semillas de amapola blanca y cominos -los puntos negros de la foto), los domingos para desayunar con panecillos fritos (se cuidan bien los bengaliscos, al menos lo que pueden).

Aunque la semilla de amapola blanca es conocida por sus propiedades narcóticas (cruda),  en la gastronomía bengalí se llama posto (también khas khas) y se usa en algunos platos una vez seca.

Patatas:

3 patatas medianas peladas y cortadas en cubos
5-6 cucharadas de semillas de amapola blanca
2-3 chiles verdes
2 chiles rojos secos (opcional)
3 cucharadas de comino en grano
sal
cúrcuma
azúcar media cucharada (opcional)
un chorro de aceite de mostaza (si loencuentras, si no oliva o girasol)

Triturar las semillas con la minipimer, en un mortero o un molinillo de café, añadir una cucharada de agua para hacer una pasta.
Calentar el aceite en una sartén y dorar los cominos hasta que salten (aquí se puede añadir el chile rojo si se quiere). Añadir los dados de patata, el chile verde (opcional,picado o abierto a lo largo) y un pellizco de cúrcuma. Saltear hasta que doren.
Añadir la pasta de amapola.
Saltear unos minutos a fuego medio hasta que las patatas estén recubiertas por la pasta.
Añadir medio vaso de agua (o caldo vegetal).
Sal al gusto. Hay quien le pone aquí un toque de azúcar.
Tapar y cocer a fuego lento hasta que la patata esté blanda. Si queda caldoso subir el fuego y evaporar el agua removiendo con cuidado hasta que quede pastoso. Si se seca antes de que las papas estén hechas, añadir un poco de caldo.
Se puede terminar con una cucharada de aceite de mostaza para darle un sabor más auténtico.

Lentejas:

un vaso de lentejas rosas (red masur dal) valen otras pero que sean peladas
una cebolla picadita
unas hojas de cilantro
un tomate maduro picadito
chile verde al gusto
una cucharada de kalonji (también llamado nigela, o en su defecto sésamo negro, o en su defecto cominos)

Poner a cocer las lentejas cubiertas de agua, con pellizco de cúrcuma.
Calentar el aceite añadir el kalonji y remover un minuto.
Añadir la cebolla y remover hasta que dore. Añadir el chile verde (opcional).
Añadir el tomate y remover hasta que se deshaga.
Añadir las lentejas cocinadas.
Añadir la sal (azúcar opcional)
Cocinar un rato hasta conseguir la textura deseada (sopa, o crema).
Servir con hojas de cilantro.

Este par de platos van muy bien con arroz blanco.
Se suele acompañar con cebolla cruda, trozo de limón y más chile verde para servirse según el gusto de cada cual.
Tampoco suele faltar berenjena a la plancha, torraita.
Y un pepino cortado en cuatro, a lo largo, y espolvoreado de sal del himalaya.

4 comentarios:

ambar banerjee dijo...

la próxima vez pregunta a tu Mina mashi para cocinar khichuri con papar... eso es una de la comida favorita de los bengalis como yo, especialmente durante el monzón... :)

ka dijo...

Me encanta el quícheri, pero mi favorito sin duda son las lentejas con mango verde aunque ya se está acabando la temporada, desgraciadamente soy vegetariana así que no he podido probar la hilsa, muchas gracias por la recomendación, Ambar

ambar banerjee dijo...

de nada, pues eres vegetariana asi que pienso, no comes huevos rellenos. Eso también una de la comida favorita mia de españa.

ka dijo...

técnicamente soy ovolacteovegetarian, así que sí que como huevos rellenos, pero en vez de atún uso algas (y tomate frito y mahonesa) ummm están riquísimos, a mí me gusta gratinarlos, cosa que no hace nadie por aquí