7.5.13

Por una ropa más cara.

Las grandes empresas del neoliberalismo que nos inunda, cuando hablan de reducir costes y competitividad en el fondo están escondiendo unas prácticas que rozan en el esclavismo y que mucha gente no ve porque no salen en los telediarios. Aunque no es la primera, la tragedia del edificio textil en Bangladesh, que ya se acerca a las 600 personas fallecidas, ha abierto los ojos a mucha gente, espero que se lo piensen antes de hacer sus próximas compras.

Se ha habilitado una recogida de firmas on-line para apoyar una carta a los directivos de varias multinacionales del sector para que firmen y cumplan un convenio para mejorar y humanizar las condiciones de trabajo en los talleres donde subcontratan sus pedidos. No sé si será eficaz, pero desde luego este es el momento para sacar del armario las malas prácticas de estas empresas para que el gran público lo sepa. Espero que se sientan presionadas y cuiden más a sus trabajadoras... aunque la ropa nos salga un poco más cara, aunque no tengamos a nadie entre los más ricos del mundo.
(Campaña de desprestigio aprovechando la tragedia que se olvida otros muchos responsables)
La petición dice:

A los Directores Ejecutivos de H&M, GAP, y otras marcas:

    Como ciudadanos y consumidores, les exigimos que firmen inmediatamente un acuerdo de seguridad de edificios y contra incendios o asuman el deterioro de imagen que sufrirá su marca. El acuerdo suscrito debe comprometerles a costear inspecciones rutinarias e independientes a las instalaciones de sus proveedores, así como a cubrir las mejoras en la seguridad y reparaciones de dichas fábricas. Sus empresas y otras multinacionales se benefician de mano de obra barata y deben hacer mucho más para reducir los riesgos de las fábricas donde producen sus mercancías.


Todos hemos visto esas imágenes escalofriantes de cientos de mujeres inocentes que han muerto quemadas o aplastadas en fábricas mientras producían nuestra ropa. En los próximos días, tenemos una oportunidad de oro para conseguir que las compañías internacionales actúen para que esto no vuelva a suceder.

Las grandes marcas de la moda se abastecen de cientos de factorías y talleres clandestinos (maquilas) en Bangladesh. Dos empresas, incluyendo Calvin Klein, han firmado un ambicioso pacto sobre seguridad de edificios y contra incendios. Otras, lideradas por Wal-Mart, están intentando zafarse de firmar -- proponiendo un compromiso más débil que es un simple ejercicio de relaciones públicas. Pero este último incendio ha provocado reuniones de emergencia y una enorme presión a favor del acuerdo más firme que puede salvar miles de vidas.

Las negociaciones terminan en pocos días. H&M y GAP son las dos compañías con más probabilidades de firmar un código más estricto. La mejor manera de forzar el cambio es ir tras sus Directores Ejecutivos. Si un millón de nosotros les hacemos un llamamiento directo a través de esta petición, compartiéndola por Facebook y Twitter, y por medio de anuncios; sus amigos y familiares se terminarán enterando. Les haremos saber que su reputación, y la de sus empresas, están en la cuerda floja. Ellos están forzando a personas a producir nuestra ropa en edificios atrozmente peligrosos.

2 comentarios:

Neogéminis dijo...

No nos olvidemos que son los gobiernos quienes tienen el mandato de velar por sus ciudadanos. Claro que a las multinacionales les cabe la responsabilidad, pero creo que los gobiernos incompetentes y corruptos deberían ser quienes controlen que estas cosas no se cumplen. Lamentablemente, para la ley del mercado, las leyes que no se aplican no existen, por lo tanto, no se sienten obligados a velar por las normativas que los gobiernos no implementan. La complicidad es evidente.

Un abrazo

Neogéminis dijo...

Hoy tenemos que celebrar el milagro de haber encontrado con vida, después de 17 días a una sobreviviente!