11.5.13

La infancia trabaja en Nepal: Rajesh y Manu.

A través de su página de facebook, la pequeña ong Educanepal comparte su trabajo diario en el Nepal rural. Recientemente nos hablan de dos ejemplos muy diferentes de trabajo, un chavalín explotado en un merendero y una chica que, tras recibir una formación, puede empezar a ganarse la vida sin depender de otros. Muchas veces la diferencia está en encontrar alguien que te dé una oportunidad, y estar preparado/a para aprovecharla. Así nos lo cuentan:
(Manyu, ya es profesora de costura)
Hace unos días visitamos a Manyu, una chica a quien tuvimos con nosotros seis meses formándose en costura. Proviene de una familia sin apenas recursos y había abandonado la escuela muy pronto porque sus padres no podían costear el material escolar.

Hace como un mes Manyu había pasado por nuestro centro de la mujer a recoger su certificado de “costurera”, que le pedían en su pueblo para poder ella dar clase a otras chicas. Yo le prometí que iríamos a verla, pues nos alegrábamos mucho no solo de que hoy en día se gane la vida cosiendo, sino también que haya sido elegida para dar un curso. 

Estaba muy contenta..y nos presentó una a una a las chicas que forma en su pueblo. Luego nos dejó sacarle una fotos mientras impartía sus clases.

En el camino de vuelta paramos a comer en una cantina y allí conocimos a Rajesh, un niño de 9 años que trabaja recogiendo las bandejas de acero donde se sirven el arroz y las lentejas, fregando y cortando verduras. Trabaja de 5 a.m. a  9 p.m. y le dan de comer y 10 euros al mes. Sus padres no tienen recursos, beben, discuten , pelean, a veces no tenía que comer..y decidió irse de su aldea con un amigo. Tras varios días en la calle encontró este trabajo. Le propusimos volver a casa y que le proporcionábamos todo lo que necesitaba para estudiar……pero no quiere volver…dice que prefiere trabajar y poder comer todos los días. Poco más podíamos hacer…no es legal emplear a menores de 14 años,  pero hay unos 2 millones como Rajesh ante la falta de sensibilización de la población y los escasos medios estatales.

Nuestra respuesta es seguir con más ahínco con nuestro plan de escolarización y con nuestros talleres para padres donde les animamos a criar a sus hijos con un mínimo de cariño y cuidado…algo que no se tiene en cuenta cuando la vida es más un sobrevivir como puedas…no hay educación…..y te crías como un animalito. Afortunadamente nuestras campañas están teniendo éxito y hemos a traído a la escuela a unos 12.000 niños como Rajesh. Aún así…..me cuesta sonreír cuando me sigo encontrando con casos como.  
(Rajesh, con 9 años, sólo sabe trabajar y no quiere otra vida)





1 comentario:

Neogéminis dijo...

Sería bueno que le pudieran ofrecer una alternativa intermedia, poder estudiar mientras trabaja algunas horas. Tampoco es bueno que lo obliguen a regresar con una familia que no sabe atenderlo.