9.1.12

Limpian el palacio de los vientos: cabreo general.

Si hay un monumento emblemático de la India turística, descontando el icónico Taj Mahal, ese es el Hava Mahal o palacio de los vientos. Lo mandó construir en 1799, el marajá de Jaipur Sawai Pratap Singh, y fue diseñado con la forma de la corona del dios Krishna. Su fachada frontal tiene 5 pisos y 953 celosías (o 'jharokhas'), que dejaban pasar el viento para refrescarse de los calores del Rajastán, y sobre todo dejaban a las mujeres mirar pasar la vida sin ser vistas, ya que tenían prohibido salir a la calle.  El palacio está pintado de rosa imitando el color de las murallas que delimitaban la ciudad conocida, evidentemente, como la ciudad rosa o pink city en todos los catálogos de circuitos programados.
los bomberos, pillados in fraganti
 Después de 213 años acumulando capas de pintura, escupitajos, polvo, polución y excrementos de palomas alguien se decidió a pagar la limpieza del monumento, con dinero del contribuyente, por primera vez el 6 de enero de 2012. La excusa era que el 9 de enero se celebra el Prabasi Bharatiya Divas, el día del NRI, del indio que vive fuera del país. Se eligió este día porque en 1915, el 9 de enero, Gandhi volvió de Sudáfrica. Este día se celebra desde 2002 y lo instalaron los políticos para celebrar el dinero que llega al país desde fuera.
lalalá larita, lavo mi casita
 Para ello, se contrató a los bomberos que usando menos presión de agua -precisan para defenderse- que cuando tienen que apagar un incendio, mojaron toda la fachada.  El resultado, estructura deteriorada puntualmente y trozos de pintura rosa caídos, dejando calvas, desconchones y lunares grisáceos.  Se había repintado por última vez hace 5 años según  Zaffurullah Khan, superintendente del museo arqueológico, que dice que el lavado de cara fue supervisado por jefes de bomberos y oficiales del museo. En cambio otro funcionario del museo -que no quiere dar su nombre, claro- dice que la limpieza la decidieron funcionarios municipales sin contar con los expertos del museo, al pasear con Bina Kak, ministro rajastaní del turismo y expresar este su desagrado por la suciedad reinante en el edificio.
ni contigo, sin ti. too pink or not too pink...

4 comentarios:

Neogeminis dijo...

Es lamentable que se juegue con el patrimonio cultural. Sería de suponer que hubiese gente especialista en el tema a cargo del mantenimiento de estos monumentos.
Por todo lo que nos cuentas parece ser que por allí toda acción estatal está teñida de ineficiencia, corrupción y desinterés. Con esos gobernantes obviamente el pais está condenado a seguir como está. Una lástima.


Un abrazo.

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

Ángel Iván dijo...

Me ha recordado el día que se quitaron los andamios a la capilla Sixtina y las críticas que suscitó los vivos colores que se vieron -dicen que se emplearon los mismo colores empleados por Miguel Angel ??????- el caso es que con los años la cosa se ha olvidado, lo que me sorprende es que fuesen los bomberos lo encargados de la "limpieza".
Un fuerte besazo.

ka dijo...

¿Alguien sabe de donde viene la expresión tener ideas de bombero? porque aquí viene al pelo, jiji creo que en la restauración de la sixtina se gastaron unas rupias más.
En India no hay conciencia del patrimonio artístico, de hecho lo viejo no les gusta, prefieren todo recién pintado y colorinche. saludos y bienvenido david, disfruta del merengue.