2.9.11

gandhi versus gobierno indio: el culebrón del verano

Agosto en India ha tenido noticias de actualidad para ir siguiendo hora a hora. Un señor de 74 años Anna Hazare, del que os hablé en esta entrada, ha puesto en jaque al gobierno de la "democracia más grande del mundo" y está consiguiendo hacer imponer una ley al ejecutivo electo (la coalición UPA, que agrupa al partido del congreso de Sonia Gandhi y varios partidos "progresistas" minoritarios) a base del chantaje de una huelga de hambre. Y el gobierno está accediendo a sus exigencias.

Anna Hazare ya hizo una huelga de hambre en abril y a los 5 días el gobierno accedió a sus exigencias de legislar contra la corrupción. Ahora que la ley ha salido a la calle Anna dice que no es suficiente y que tiene que afectar también a los altos mandatarios políticos y no sólo a funcionarios.

Total que en agosto 2011 anuncia una nueva huelga de hambre en un parque público.
El gobierno se saca de la manga una ley por la que no se puede ayunar en los parques y plazas públicas.
Hazare dice que le da igual la ley y que piensa empezar su huelga de hambre.
La policía se presenta en casa de Anna Hazare y le arresta por representar un peligro público. Le encierra en un calabozo.
Miles de personas se manifiestan en toda la India a favor del activista (en un país de más de mil doscientos millones de personas, varios miles es muy poco). Las redes sociales se movilizan.

El gobierno se asusta y a los 3 días le deja salir.
Anna Hazare se niega a salir de la comisaría y amenaza con empezar su ayuno dentro del mismo calabozo.
El gobierno le da permiso para hacer una huelga de hambre pública.
Anna sale y empieza su ayuno, rodeado de su equipo y varios miles de seguidores.
El gobierno dice que no aceptará el chantaje.
Pasan varios días y empiezan a negociar con el equipo de personas que representan al anciano.
Mientras no se consigue la promesa de incluir todos y cada uno de sus puntos, la huelga continúa.
A los 15 días el viejito, debilitado, bebe agua con miel de manos de un musulmán y una mujer intocable (la doctrina de Gandhi tuvo siempre detalles con algunas de las minorías que el sistema de castas ignoraba, además la campaña de Anna ha abusado de símbolos hinduístas).
"Este es un gobierno de mentirosos" declaró pocos días después "Aunque llevamos 64 años libres del yugo inglés, el país sigue gobernado por ladrones. Antes eran blancos y ahora de color."

Se supone que el gobierno por miedo a la influencia de Anna Hazare en la sociedad va a promulgar una ley contra la rampante corrupción en India (aunque Rahul Gandhi ha dicho que no se pueden hacer leyes a base de acampadas y huelgas de hambre, porque estas podrían hacerse a favor de políticas que sembrasen la desigualdad o los problemas comunales).

Hasta ahora la corrupción estaba presente en el día a día. Cada vez que un ciudadano quería hacer un trámite administrativo (hacerse el pasaporte, carné de conducir, una cartilla de racionamiento...) tenía que pagar dinero extra bajo cuerda si no quería que su tramite se demorase eternamente. También sucedía lo mismo para conseguir una línea de teléfono o una simple bombona de butano (yo lo sufrí en mis carnes para conseguir internet en el portátil... y pagué, luego soy cómplice). Y también había que hacer llegar dinero a muchos jueces para acelerar los  casos pendientes. Ultimamente, con el resurgir económico de una parte de India la  prensa ha sacado a la luz escándalos muy gordos en la concesión de licencias para compañías de móviles de nueva generación, en la entrega de pisos de protección oficial a altos funcionarios...

Hazare quiere ir más allá y que se pueda imputar a cualquier político o juez en ejercicio irregular de su poder tenga el cargo que tenga. Los negocios sucios de algunos para llegar al poder se han solapado en la política india con impulsos de transformar la sociedad. Y este dualismo empezó ya con Nehru que  creía en una India con poderío industrial y militar y un Gandhi que soñaba con una sociedad igualitaria que renunciaba a los avances occidentales y vivía sencillamente. Aunque algunos seguidores de Gandhi como Vinoba Bhave (fundó el movimiento bhoodana para dar tierras a los intocables) y JP Narayan, siguieron su impronta, hace mucho que todo el mundo reconoce que la filosofía Gandhi ha desaparecido de la vida pública en India.

Pero mira por donde ha renacido con Anna Hazare, un exconductor de camiones en el ejército indio, que ha copiado estilo y técnica del padre de la nación. Usa ropas de algodón blanco aunque no los dodotis tejidos a mano del Mahatma. Ha ido a la cárcel y le saca el máximo rendimiento publicitario. Tiene un pueblo modelo. Está contra el tabaco, alcohol y otras drogas. Ha mobilizado a miles de personas como el Mahatma...
La criticadísima por los medios, Arundhati Roy ha criticado a Anna en este artículo en el que termina diciendo que los políticos indios son ricos o mafiosos y no representan al pueblo. Aquí la podéis cometar el tema en una entrevista en inglés.
Pero ¿ quién es Anna Hazare?    

Muy pocos activistas sociales han capturado la atención de los indios de todo el planeta como Anna Hazare durante su campaña  de abril 2011 "fast unto death" (ayunar hasta la muerte, una huelga de hambre con un nuevo nombre) para obligar al gobierno a hacer una ley contra la corrupción, el gobierno cedió a su presión y promulgó la ley (Lokpal Bill) que Anna juzgó como muy floja.

Hazare,  es un seguidor de Gandhi convencido. Se ha convertido en la imagen y la cabeza pensante de la lucha contra la corrupción. Incluso es seguido por los indios "modernos" que creen en un mundo a la occidental y a merced de los mercados. Para muchas de ellos la palabra social se reduce a las redes de internet, donde mucha gente  ha apoyado su movimiento.

Hazare, retirado del ejército, empezó su activismo en Ralegan Siddhi, un pueblo de Maharashtra, donde consiguió que se prohibiera el alcohol al que se habían enganchado muchos hombres de clase baja, convirtiendo la vida de sus familias en un infierno; donde se han plantado árboles, y parcelado el terreno para luchar contra la desertización y se han excavado piscinas comunes para retener el agua de lluvia; las farolas funcionan con energía solar...


Durante 4 décadas ha liderado muchas campañas con éxito como la del derecho de los ciudadanos a ser informados por los distintos gobiernos en plazos rápidos (Right to Information, desde 2005), la de dar más poderes a los ayuntamientos (grampanchayats) y la de proteger a los funcionarios honestos, cuyos jefes corruptos castigan destinando a pueblos perdidos. Ahora contra la generalizadísima corrupción quiere una agencia libre de presiones y con poder para juzgar a los corruptos... Como lo hagan se colapsará desde el minuto uno...

No hay comentarios: