4.11.10

diwali

Tras las vacaciones dasera (2 semanas) ahora viene un puente de diwali, la fiesta de la luz (léase petardos. El año pasado en bombay fue horrible. Estábamos viviendo enfrente del hospital oncológico intentando salvar la vida a un compañero. Las aceras estaban repletas de enfermos terminales que no se podían pagar cama en el hospital, asistían al tratamiento de quimioterapia y vivían en la calle, pero nadie en la zona se cortó un pelo a la hora de encender artefactos pirotécnicos.

Diwali consiste en pasar una noche sin dormir, comiendo dulces y jugando a las cartas. Toda la noche retumban fuegos artificiales y petardos. La gente considera que hay que comprar algo metálico para tener un año de buena suerte. Oro, plata o piezas de vajilla de acero (in)oxidable, según las posibilidades de cada familia. Después viene el kali puja (aunque ya celebraron a la diosa en el durga puja hace naíta) y luego el chaat puja...

En esta semana se gasta sólo en oro 18 mil millones de rupias (275 millones de lerdos), que aquí es más que el presupuesto del estado de bengala occidental. Recordemos de nuevo que el 93% de la economía se reconoce como "informal" (sumergida) y que la mayor fuente de ingresos del estado son los impuestos del alcohol (y eso que en los barrios se venden cantidad de insanos destilados ilegales).

Las calles están llenas de puestos ambulantes y el gentío y el tráfico ruidoso son agobiantes. La gente compra como si se fuese a acabar el mundo, como si les quemase el dinero. Tdodos pidiendo a la vez, volviendo loco al tendero mientras un río de vehículos les roza por detrás y taladra los oídos.

Haura tiene un millón de habitantes censados (en realidad se estima que el triple) y genera 800 toneladas de basura diaria. El otro día vi una excavadora llenando el camión de la basura, pero se necesitarían cientos. También han puesto un semáforo y un guarda de tráfico en g.t. road. Mínimos avances que espero se generalicen antes de que les cubra la basura.

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Los contrastes evidentes entre las carencias, las prioridades y las casi nulas acciones gubernamentales nos describen una sociedad caótica y sumergida que -al menos por el momento- no parece tener salida.


Muchas gracias por permitir hacernos una idea cabal de lo que allí sucede.

Un abrazo!

Ángel Iván dijo...

Es interesante comprobar que cuanto más adelantado es un país más prima los impuestos directos sobre la renta que los indirectos (aunque estos no los elimine, ver el impuesto del alcohol en los países nórdicos) y ciertos próceres conservadores de nuestro país quieren llevarnos otra vez por ahí, bajar los impuestos para que al final sólo tengan sanidad los que la puedan pagar, educación el que pueda y así hasta el infinito y te digo esto por la imagen que se ha aperecido de los hospitales que describes.
Un cálido besote.