11.9.10

Amaneceres y atardeceres

En el pueblo no nos hace falta televisión, sin duda lo mejor son los cambios de luz sobre la montaña. Las brumas, las nubes, los bichillos de todos los formatos y colores...
La electricidad llegó hace 12 años y la mayor parte de las casa no cuenta más que con un par de bombillas, una radio y un enchufe.
La cobertura de telefonía móvil llegó hace 3 años y mucha gente lo usa ya que una llamada sale por 2 céntimos. Eso sí la antena tiene tan poca capacidad que casi hay que esperar a que cuelgue el vecino para coger línea.
La gente tiene mucho que hacer y cuando me ve extasiado contemplando el paisaje, no lo entiende. ¿Has visto que bonito? Sí, sí, me responden sin mirar.
El placer de lo estético no está en su cultura. Prefieren las cosas brillantes o plasticoides.
Los niños no entienden cuando les digo que no pueden usar la regla para dibujar...

1 comentario:

Neogeminis dijo...

Me encanta ese tipo de acotaciones sobre cómo siente y vive la gente. En esos detalles es como uno va conociendo realmente culturas tan distintas a la nuestra.

Sigue disfrutando el paisaje!

Un abrazo.